miércoles, 7 de enero de 2009

Parque Arqueologico Copan.

Copán Ruinas se conoce como el lugar "donde la naturaleza se encuentra con la cultura" y esto no podría ser más correcto. Ubicada al pie de los cerros del oeste de Honduras, a sólo 11 Km. del borde con Guatemala, esta área es reconocida por sus magníficas ruinas mayas. Ha sido designada patrimonio mundial y se cree que alguna vez funcionó como el centro cultural del mundo maya, como París lo fuera en Europa. Es un destino elegido por arqueólogos, historiadores, antropólogos y turistas ecológicos de todas partes del globo. Es también un lugar ideal para mejorar su español, ya que hay algunas escuelas intensivas de español muy buenas en la ciudad.

El Parque Arqueológico Copán.
Se estima que el valle de Copán ha sido habitado desde el año 1200 a.C., aunque no hubo una familia real en el poder hasta después del año 426 d.C. En su apogeo, se cree que fue el hogar de de más de 20.000 habitantes. Esta tierra maya es conocida por sus magníficos edificios construidos cuidadosamente y su arquitectura que no dejan dudar de la cultura rica, inteligente y avanzada de esta civilización antigua, La gente del área demostraba un destacado conocimiento y habilidad en las áreas de escultura, astronomía y el uso de jeroglíficos. La mejor manera de experimentar toda la maravilla y belleza de esta civilización antigua es visitar el parque arqueológico de Copán.

Aprovechando su visita.
El parque arqueológico de Copán está a 1 Km. de Copán Ruinas, y está ubicado en medio de una tranquila selva cerca del río Copán. Abre todos los días a las ocho de la mañana y se mantiene en operación hasta las cuatro de la tarde. La entrada al parque cuesta US$ 10 por persona, pero otros sitios y exhibiciones podrían requerir algo más de efectivo. El museo de la escultura cuesta $5 adicionales por persona y los Túneles Misteriosos (una obligación para los que tienen alma de exploradores) cuestan $12 por persona. Este parque no es para explorar en un día. Deberá reservarse por lo menos dos días para realmente disfrutar del parque y degustar sus muchos secretos y misterios. Para realmente aprovechar de su visita, usted querrá probablemente contratar un guía local. Podrá adquirir una visión del pasado, el folclore y la cultura de esta increíble civilización. Los guías lo pueden llevar a través de los hermosos templos, altares y estelas (grandes esculturas de piedra talladas en alto relieve con forma de columna), los túneles subterráneos y escaleras.

Los escritos en las paredes.
Los mayas eran una de las cinco civilizaciones antiguas que crearon un lenguaje escrito. Y aunque el número de gente que entiende los jeroglíficos mayas se ha reducido a través de los siglos, la evidencia de esta lengua continúa tan fuerte como siempre. Quizá uno de los mejores ejemplos de los jeroglíficos mayas se encuentra dentro del parque arqueológico. En el año 749 d. C. el Rey Humo Caracol construyó una escalinata jeroglífica. Esta inmensa tarea fue designada para perpetuar el éxito del reino maya. Es la inscripción más larga que se encuentra en el mundo maya, y hay 1250 bloques de jeroglíficos que documentan la vida del rey y de la gente de esa época. La Escalinata Jeroglífica es probablemente el monumento más famoso de Copán Ruinas.

Aventura ecológica.
Si explorar sitios ecológico no es de su interés (o si tiene tiempo de sobra para pasar en el área), hay muchas más aventuras que puede encontrar en la región. No es sólo la historia que atrae a los visitantes sino también la aventura. Copán Ruinas ofrece caminatas, cabalgatas, espeleología, aguas termales, kayaks, parques acuáticos, y una excursión a una finca de café. Si quiere convertirse en un "nativo", puede viajar a una auténtica comunidad indígena, pasar el tiempo con los habitantes y tener la oportunidad de observar sus técnicas ancestrales para crear sus tantas artesanías locales. Sus técnicas que persistieron a través de los siglos son una joya poco común en nuestro actual mundo industrial. Si todavía le queda algo de tiempo después de sus aventuras puede detenerse a descansar y rejuvenecerse en el Parque de Aves y Reserva Natural Montaña Guacamaya. Es un pedacito de paraíso, puede ver los loros autóctonos del lugar y los guacamayos en su escenario natural, y aprender un poco acerca de los esfuerzos de preservación y conservación.

Deslizándose a través del tiempo.
Copán Ruinas es un fantástico destino en Honduras, no sólo por sus ruinas y su historia, pero también por su aventura y la excitante vida en la selva. Los calendarios y relojes todavía rigen, aunque el paso de tiempo parece haber desaparecido. Se siente como si los relojes y calendarios hubiesen retrocedido a una época remota del pasado. No importa quién sea o lo que lo haga feliz: usted seguramente se enamorará de la belleza, el romance y el misterio de Copán Ruinas.